Hay moho en mi apartamento: ¿Qué hago?

Escrita por JustFix
Actualizado 07/07/2020

El moho no solo es feo a la vista: es peligroso estar cerca de él, especialmente para adultos mayores, niños y personas con ciertos problemas de salud, como asma. Si bien hay algunas cosas que puedes hacer por tu cuenta, el dueño de tu edificio tiene la obligación legal de solucionar el problema, ya sea que vivas en una vivienda pública o privada. Sigue los pasos a continuación y úsalos como guía para controlar tu problema de moho.

1. Pídele al dueño de tu edificio que limpie el moho y tome medidas para asegurarse de que no vuelva

Si vives en un edificio de 3 o más unidades, o si alguien en tu hogar tiene asma, el dueño de tu edificio está legalmente obligado a mantener tu apartamento libre de moho. Si vives en residencias de la Autoridad de la Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA, por sus siglas en inglés), también tienes derecho a vivir en una casa libre de moho. Eso significa que son responsables de limpiar el moho y remediar sus causas, como reparar tuberías con fugas. Como sabes, aunque la ley exige que el dueño de tu edificio debe hacer algo al respecto, no significa que este lo hará. Puedes asegurarte de que reciba una solicitud formal para solucionar los problemas enviándole una carta de queja, una herramienta gratuita desarrollada por JustFix.nyc que te permite personalizar y enviar una carta al dueño de tu edificio sin tener que ir a la oficina de correos.

Vuelve a Inicio
¿Quieres tomar medidas?

Envía una carta de queja gratuita

Nuestra herramienta genera una carta de queja formal y se la envía al dueño de tu edificio por correo certificado, sin costo alguno.

Inicia mi carta

Si enviar una carta de queja no funciona, utiliza nuestra herramienta para tomar los pasos legales necesarios contra el dueño de tu edificio en la Corte de vivienda.

Inicia mi caso legal
Vuelve a Inicio

2. Documenta el problema y haz un seguimiento de tu comunicación con el dueño de tu edificio sobre el tema

Toma fotos del moho y cualquier otro foco de humedad. También debes guardar copias de cualquier comunicación que tengas con el dueño de tu edificio sobre el tema, además de la carta de queja. Guarda copias de todos los mensajes de correo electrónico y haz capturas de pantalla de tu registro de llamadas y de los mensajes de texto. Sobre las llamadas telefónicas, anota la fecha, la hora y lo que conversaron. Esta documentación puede ayudarte más adelante si tienes problemas para efectuar reparaciones y necesitas ir ante los tribunales con las pruebas de las solicitudes que le enviaste.

Asegúrate de llamar también al 311 para presentar una queja formal a la ciudad si vives en una vivienda privada, o llama al Centro de Atención al Cliente de NYCHA si vives en una vivienda pública. Los residentes de NYCHA también tienen la opción de contactar al Defensor del Pueblo designado por la corte para agregar más presión a su solicitud llamando al 1-888-341-7152. Además, cualquier inquilino puede comunicarse con el Departamento de Salud de Nueva York (DOH, por sus siglas en inglés) llamando al 311, o a la Office of Environmental Investigations (Oficina de Investigaciones Ambientales) del DOH, al 212-442-3372. .

Vuelve a Inicio

3. Limpia de forma segura las pequeñas manchas de moho y sella lo que no puedas limpiar

Mientras esperas a que vengan a repararlo, puedes limpiar las pequeñas manchas de moho con una solución suave de lejía con agua. Si eres sensible al moho, pídele a alguien más que haga la limpieza. Si el moho se ha extendido a otros artículos del hogar, como cortinas o alfombras, es mejor tirar esos artículos. Si tienes los recibos de compra de lo que tengas que botar a causa del moho, guárdalos. Y si necesitas comprar algo para la limpieza, guarda esos recibos también. Es posible que puedas obtener el reembolso de tus gastos yendo a la corte de reclamos menores.

Todo lo que no puedas limpiar debe sellarse con bolsas de plástico o lonas y cinta aislante, esto puede ayudar a evitar que el moho circule en el aire. El moho en tu apartamento es en realidad el síntoma de un problema mayor: humedad adicional, causada por problemas como tuberías con fugas y falta de ventilación. Si la humedad no se corrige adecuadamente, el moho seguirá regresando.

Vuelve a Inicio

4. Haz que te devuelvan tu dinero

Es posible que quieras hacer uso de tu derecho a una reducción de renta o solicitar que el dueño de tu edificio te reembolse por los costos o dificultades asociados con los problemas del moho. Puedes iniciar un proceso en la corte de reclamos menores si has gastado dinero en una reparación de moho que el dueño de tu edificio debería haber manejado. Si vives en una vivienda con renta regulada (renta estabilizada o renta controlada), también puedes solicitar en línea una reducción de renta a través de la oficina de Renovaciones Comunitarias (HCR, por sus siglas en inglés) del estado de Nueva York.

Haz tu parte para avanzar en la solución de tu problema de moho tratando de mantener tu hogar seco, usando un ventilador o deshumidificador y siguiendo todos los pasos expuestos aquí. Recuerda, es responsabilidad del dueño de tu edificio, no tuya, el arreglar completamente la causa de la humedad. Deben hacerse responsables de la causa del problema, no solo limpiar la aparición de moho.

Vuelve a Inicio

Ejerce tus derechos de inquilino

Justfix crea herramientas para proteger tus derechos de vivienda, desde obtener arreglos hasta responder a avisos de desalojo. Escribe tu dirección para ver nuestras herramientas.


Muéstrame las herramientas